lunes, 7 de agosto de 2017

Descubriendo a Olympia, S. A. Kirchen


Buenas noches mis queridos soñadores hoy os traigo una nueva reseña de un libro que me ha mantenido ocupada durante cuatro días y es que tiene 743 Páginas! ¿Comenzamos?

-------

Sinopsis:

Si digo que mi vida es fácil, miento.
Si digo que todo me sale mal, miento.
Si digo que puedo con todo, miento.
Por lo tanto, miento continuamente.

Sigo atrincherada dentro de mi talante borde y desabrido, para luchar contra mis propias inseguridades. Ese es el rasgo que mejor me define.

Y sí, ya no soy una adolescente regordeta acomplejada por mi físico, sin embargo, asumo mi incapacidad de serie para congeniar con el sexo opuesto.
O será que busco el romance perfecto e imposible, o que me marcó a fuego el aroma del niñato que me desvirgó con dieciocho años.

Empiezo a estar cansada de besar a príncipes para convertirlos en sapos.
Empiezo a estar cansada de no sentir nada al besar dos veces al mismo sapo.

Empiezo a estar cansada de no sentir nada...

----------

Es un libro de lenguaje sencillo, divertido y ameno que te hará pasar un buen rato y es que aquí podrás encontrar de todo.

Un libro que me ha hecho llorar literalmente de risa, con el cual disfrutarás con la protagonista y te enfadará en ciertos puntos. Un libro que nos mostrará una relación y no solo el comienzo. ¿Partes negativas? Quizás en algunos puntos las reflexiones se han hecho algo pesadas y largas ¿Solución? ¡Sáltatelas! El libro merece que lo leas, no te arrepentirás.

He encontrado dos o tres faltas (y en 700 páginas no es nada) ¿Qué más? Mejor me lo decís vosotros.

Besitos voladores!!!



2 comentarios:

  1. Yo también estoy a favor de saltarse las partes demasiado pesadas de un libro, a veces convierten en algo tedioso y fácil de olvidar un libro que es bueno y que puede aportarnos. Me gustaría leerlo, parece fresco y ameno. Besos!

    ResponderEliminar